lunes, 29 de junio de 2015

Respetar el ritmo de Aprendizaje

Publicado por Julia Socorro en 20:36

Respetar el ritmo de Aprendizaje

Cuando por fin comprendemos y aceptamos que las personas somos diversas en nuestra naturaleza , también aprendemos a respetar el ritmo de aprendizaje de cada estudiante.

Todas las personas tenemos un proceso para aprender e ir logrando apropiar nuestro propio saber.  Así que cada vez que subimos un escalón, podemos proyectar una nueva línea en pendiente para subir un segundo escalón.

Esta línea en pendiente puede conllevar subir un escalón o dos escalones a la vez, eso va a depender de las capacidades para retroalimentarse. Si somos profesores y transmitimos de forma auditiva solamente, los niños que más evolucionarán irán condicionados por nuestra forma construir los contenidos de la enseñanza-aprendizaje. Esto va a influir mucho en el respeto de los rtimos de aprendizaje porque podemos estar aportando o no valor equitativo al aula, pues hablar en percepción visual todos los días, durante un año escolar entero ayuda un % elevado o no. Eso dependerá del % de alumnado más visual, más auditivo, más lógico.

En conclusión, para alcanzar la cota de la huella de un nuevo escalón hay que buscar la posición del flamenco en el estudiante y dejarlo al amparo del esfuerzo de estar de pie, sobre una sola pierna sola.

El estudiante tiene que percibir la volutand y la seguridad para lograr el valor necesario y entrar en esa zona de perturbación al elevar una pierna, manteniéndose durante unos segundos sólo en el equilibro de la anterior pierna, que está fijada en el conocimiento anterior. Cuando el estudiante logra llegar al nuevo conocimiento, además, hay que darle tiempo para que procese lo aprendido, para que haga su propia asimilación de este pasaje y contemple a su alrededor como se sienta seguro sin el mestro.  El cerebro de alguna manera coge y organiza su equilibro, su estabilidad para preparse una vez más y que la nueva enseñanza-aprendizaje se de.



Orientar y ayudar al estudiante es lograr que se muevan de forma autónoma mientras van configurando su estructura, su nueva forma de pensar, de vivir y de plantearse el sentido común entre el equilibro y la perturbación a la que se somentarán para lograr el nuevo saber.

Luego, el estudiante adquiere un conocimiento, lo acomoda en su estructura, lo asimila, los respira, lo ordena y lo biometiza con la misma ternura con la que el maestro le ha profesado.

Día a día el estudainte va desarrollando su madurez y somos nosotros, los adultos, los que tenemos que comprender el proceso de aprendizaje de los alumnos. Ya que cuánto mejor sepamos los adultos guiar a la mente, en edad temprana, mejor van ellos a organizar sus energías en el esfuerzo.

Es objetivo de todo guía docente involucionar en el concepto "fracaso escolar en primaria y secundaria" ya que son los primeros gestores de unos ciudades felices y de la empleabilidad. Si bien es cierto que la familia es el pilar central y que el alumno va al aula a adquirir conocimiento y es en su hogar donde tiene que aprender valores. No es objeto del guía docente o no debería ser, educar en valores por encima del trabajo que les otorga la vida a los padres. Ya que hemos de separar una educación de otra. Repartiendo entre las horas en centros escolares y las horas en los hogares la suma de formación formal y no formal del próximo adulto.


El rol del profesor en la configuración del cerebro es de vital importancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

newthinking Nuevas Formas | de pensar